Mi experiencia con Chris Wood en el Brighton

Hace unos días hablé con el medio de Newcastle Chronicle Live sobre Chris Wood, que recientemente ha protagonizado un fichaje de 25 millones de libras esterlinas por las urracas, procedente del Burnley.

Hace ya más de una década tuve la oportunidad de entrenarlo en el Brighton, cuando llegó cedido del West Bromwich Albion en la temporada 2010/11. Conmigo, terminó anotando 8 goles en 29 partidos y salimos campeones de la League One.

Pasar de la Premier a la League One

No muchos jóvenes que ya hayan jugado en la Premier League están preparados para pasar a la League One, pero Wood estaba ansioso por demostrar su valía en Brighton.

Como dije en Chronicle Live, no voy a desvelar nombres, obviamente, pero tuve contacto con otros dos o tres jugadores a los que, como no podía prometerles que jugarían, no vinieron. Y yo nunca prometo que alguien vaya a jugar.

Hay diferentes tipos de personas en el fútbol y Woody en ese momento dijo: “Creo que es bueno para mí”. Demostró que quería probarse a sí mismo y emprender un desafío profesional y personal.

Cómo fue esa temporada

Hubo una intensa competencia en la delantera entre Ashley Barnes, Glen Murray y Chris Wood esa temporada. Sin embargo, Wood terminó siendo titular en las tres cuartas partes de los partidos y anotó ocho goles en la campaña en la que quedamos campeones y logramos el ascenso a Championship.

Chris era todavía muy joven, muy modesto y tímido, pero se incorporó perfectamente a la cultura del club y también al grupo. La ética de trabajo fue lo más importante. Tenía un poco que demostrar su valía al West Brom (el equipo del que venía cedido) y la motivación estaba ahí. Creo que se ha visto a lo largo de los años que cada temporada ha sido un auténtico competidor y eso es muy importante.

Lo quise dos años más tarde

En la temporada 2012-13 quise volver a traerlo para Brighton. Ya entonces, cuando solo tenía 21 años, estaba seguro que sería un jugador de primer nivel. Cuando estaba cedido con nosotros “era un bebé”, pero a medida que fue madurando se le veía cada vez más clínico y valiente. 

Aunque finalmente no pudimos traerlo de vuelta, el tiempo ha demostrado que no me equivocaba en que su lugar sería la primera línea del fútbol. Espero que tenga toda la suerte del mundo en su nueva aventura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies